Exportación

Presentación de Gustafrut

Gustafrut es una empresa que nace con el objetivo de vender frutas al exterior,  buscando mercados que permitan concretar negocios de acuerdo a la escala y realidad productiva del país.

Breve reseña histórica

A partir del año 2000-2003 la comercialización de la  fruta en el mercado interno comenzó a presentar problemas en la colocación, por   lo que la generación más joven (tercera generación) de la empresa productora de frutas “Domingo Moizo” se dedicó a desarrollar el área de comercio exterior a través de la empresa Gustafrut. Luego de varios viajes a Europa  se concreta una alianza con una cooperativa de productores italiana ,  la cuál a través de sus experiencias de mercadeo e intercambios técnicos,  permitió consolidar un grupo de productores para exportar frutas desde el 2005 a la fecha.

La gestión de la empresa se encuentra a cargo de Gustavo Moizo (hijo) y de  Ing. Agr. Grisel Moizo.

Comenzó sus actividades en el año 2004 y desde entonces ha exportado peras (William’s y Abate Fetel), manzanas (Grupo Gala, Red, Cripps Pink y Granny Smith), zapallos (Delica, Calabacín y Kabutia) y kiwis (Hayward), a Italia.

DM exportacion 8755

Gustafrut  se ha preocupado por atender las demandas de sus clientes en el exterior, acompañando los cambios necesarios que deben de realizar los productores proveedores de fruta. Siguiendo esta línea es que la empresa se aboca a la promoción de la inversión en el cultivo de kiwi  como otra alternativa para fomentar las exportaciones de frutas, importando plantas desde Argentina e iniciando algunas plantaciones con un grupo de productores.

Productos  exportables

Actualmente nos especializamos en la exportación de peras Williams y Abate fetel, pero también incluíamos en nuestra oferta de productos, manzanas Cripps Pink  y Kiwis.

Negocio exportador.  Productor-Exportador

Gustafrut trabaja en conjunto con varias empresas de la zona,  productoras de frutas para lograr una fuerte articulación en el negocio de exportación y así de esta manera acceder a los mercados externos exigentes en base a la oferta exportable disponible.

Trabajamos con un grupo de productores comprometidos en las buenas prácticas agrícolas y de cosecha, que permiten seguir desarrollando el negocio en el exterior. Es muy importante la responsabilidad y confianza entre todos los actores para lograr exportar un producto inocuo, seguro y de excelente calidad como lo requieren los mercados a los que estamos apuntando.

Los productores participantes han asumido con responsabilidad el desafío planteado por los mercados externos, y todos los años se comprometen a destinar parte de su cosecha al negocio de exportación cumpliendo una serie de normas en cuanto a la producción de las frutas (sanidad, inocuidad, seguridad laboral, calidad).

Por otra parte, en los últimos 5 años se ha ido trabajando con los clientes en el exterior de modo de poder satisfacer las demandas de los mercados externos en cuanto a los productos y calidades.

Normativa

Con respecto al cumplimiento de los Lmrs pautado por los mercados compradores se adoptan prácticas  de manejo sustentable por parte de los productores participantes para el control de las plagas y enfermedades, como son la utilización de confusión sexual para el control de carpopacsa y grafolita.

Para poder realizar estás prácticas de manejo y que ellas resulten positivas para el control de las plagas y enfermedades es necesario cumplir con las siguientes actividades:

  1. Definición de un Plan de Tratamientos para el cultivo a exportar, donde se tenga en consideración la historia, los antecedentes de la temporada anterior y un plan preventivo para las principales plagas y enfermedades. Este plan se realizará previo al inicio de las aplicaciones de la temporada, con la participación del técnico del predio y/o el técnico de la empresa exportadora.
  2. Listado de los productos permitidos para la utilización durante la temporada de producción.
  3. Estricto control del cuaderno de campo donde se detallarán todas las  aplicaciones (fungicidas, insecticidas, acaricidas, coadyuvantes, fertilizaciones foliares u otras) hasta las aplicaciones realizadas  en  pos cosecha. Se deberá registrar en una planilla  la plaga o enfermedad a controlar, el  principio activo, nombre comercial, lts por hectárea a utilizarse, concentración cada 100 lts, dosis por hectárea y tiempos de espera.
  4. Control periódico con  el técnico responsable de forma de corregir las variaciones de la temporada, dentro del Plan.
  5. Realización de evaluaciones de riesgo para determinar los cuadros que se les realizarán los análisis de residuos.